IMG-20190609-WA0001.jpg

Creo firmemente que existe en el ser humano un impulso interno que lo lleva a avanzar, a prosperar, a sanar. Cuando escuchamos esta llamada de nuestro propio organismo, manifestándose de diferentes formas, tenemos la oportunidad de avanzar y evolucionar en nuestro propio camino personal.

La terapia sistémica aporta herramientas muy útiles,  con las que podemos ayudar al paciente a visibilizar partes de sí mismo  que son inconscientes para él o ella y que pueden ser las que están afectando negativamente a diferentes áreas de su vida.

Desde este enfoque, podemos considerar que como seres humanos formamos parte de grupos más grandes (la familia, la escuela, el trabajo), a los que afectamos directa o indirectamente  y por los que nos vemos afectados también . Desde este punto de vista, podemos observar como se desarrollan las relaciones entre los miembros de ese grupo, lo que nos dará pautas para abordar el problema o conflicto que el paciente quiere resolver.

Complemento este trabajo con herramientas procedentes del enfoque terapéutico de  Somatic Experiencing, para facilitar la integración corporal de los cambios y recuperación de los recursos corporales innatos del paciente.